Este fin de semana he podido disfrutar del workshop de 5 ritmos que ha organizado el Instituto Potencial Humano en Barcelona. Y la verdad es que ha sido toda una experiencia.

Hace mucho que me habían hablado sobre los “5 ritmos”. Hace mucho que tenía la intención de probarlo. Y por fin llegó el momento. Durante todo el fin de semana nos juntamos de 10:30 a 18:00 unas 75 personas para danzar según las indicaciones de Alain. ¡Y no veas si lo hicimos! Hay que tener en cuenta que te pasas unas 6 horas durante dos días sin parar de danzar. Durante todo ese tiempo hay espacio para los estiramientos, para las explicaciones y para la exploración de los diferentes ritmos. Pero son 6 horas. El inicio del segundo día los estiramientos eran mucho más necesarios que en el primero. Y no porque haya que ser un portento físico para aguantar el ritmo. No es eso. Pero 6 horas sin parar de mover el cuerpo, dejándolo completamente libre, desde los movimientos de absoluto relax hasta los movimientos de absoluto éxtasis, agotan a cualquiera. Yo, personalmente, acabé el fin de semana físicamente tocado.

Con respecto a la experiencia no física no se me ocurre otra cosa que decir que tengo la sensación de haber vivido una experiencia muy especial. Pasar muchas horas rodeado de gente que se suelta absolutamente y lo expresa con su cuerpo en danza es una experiencia impresionante. Si a eso le añades que durante todo ese tiempo tú también te dejas llevar por ese ambiente y por las indicaciones de Alain para sentir, expresar, buscar en tu interior o como lo quieras llamar… la experiencia se vuelve de lo más emocionante.

Sobre Alain que puedo contar…¡Menudo crack esta hecho el tío!. Sus explicaciones, su expresividad, ¡su selección musical!, fueron el hilo conductor del éxtasis general vivido en varios momentos del workshop. No puedo comparar su trabajo con otros porque era mi primera vez pero sí que escuche bastantes elogios de otros compañeros que practican los 5 ritmos normalmente.

La verdad, una experiencia muy recomendable a la que hay que acudir sabiendo muy muy bien a lo que se va. Desde mi punto de vista creo que es absolutamente necesario dejar en casa los prejuicios y los miedos de mirar hacia el interior de uno mismo. Liberado de ambas cosas creo que es una experiencia enriquecedora y un buen camino hacia esa palabreja que tanto me gusta: self-consciousness.

Por último, os paso el pdf de workshop. En él encontraréis más información: 5 ritmos: Lo mágico y lo mundano