Este sábado me he dedicado a batir mi propio record de a cuanta gente le he dado de comer en un mismo evento. El record lo tenía en 30 personas a las cuales les preparé un variado menú de dos platos y postre. Y de 30 he pasado a 75, que fueron las personas que comieron la paella sin quejas ni intoxicaciones.

 

Soy vocal de la junta directiva de la escuela de fútbol sala de Cerdanyola del Vallés y ayer sábado 23 de Junio del 2009 organizamos la fiesta, paella incluida, de cierre de temporada para nuestros 5 equipos. La previsión “oficiosa” de la gente que asistiría a la comida era de 50 personas pero al final resultaron ser 75 (lo cual provocó uno de esos divertidos momentos de crisis). Hubo paella para todos y, por si acaso, también teníamos preparadas 2 paellas y lomo para hacer de acompañamiento. La gente comió bien, quedaron contentos la fiesta y disfrutaron del día. Objetivo cumplido de una junta trabajando en equipo.

 

Para terminar diré que lo mejor del día no fue mi record personal (excusa tonta para volver a hacer un post), sino la colaboración espontánea y las muestras de cariño de los muchos que estaban allí hacia todo el equipo de la escuela. Algunas de ellas fueron realmente emocionantes. Así da gusto.